FIBROMIALGIA ¿HISTERIA FEMENINA O VERDADERO SÍNDROME DE DOLOR CRÓNICO GENERALIZADO?

Una duración de mas de tres meses con dolor en al menos 11 d e los 18 puntos de dolor del cuerpo mas el descarte de otras patologías de tipo reumatoide, ayudan a diagnosticar este síndrome.

Descrita apenas en la década d e los 70 como una condición, la Fibromialgia (literalmente sensación de dolor en las fibras musculares) es una entidad díscola que presenta síntomas que podrían asociarse a ciertas patologías, pero que ante los exámenes clínicos y de laboratorio, imagenología etc, revelan que NO HAY patología alguna en el paciente.

Muchos doctores la consideraban entonces una especie de comportamiento histérico femenino, dado que la mayoría d e los pacientes en una relación 90/10 son mujeres de todas las edades. No faltaba entonces la recomendación de ir al psicólogo, al psiquiatra, quedarse tranquilita o empezar a medicarlas con ansiolíticos, antidepresivos, píldoras para dormir que no solucionaban el problema.

El Síntoma principal de la fibromialgia es el dolor, las localizaciones exactas del dolor se denominan puntos de sensibilidad, los cuales se encuentran en el tejido blando de la parte posterior del cuello, los hombros, el esternón. La región lumbo-sacra, las pantorrillas, los codos y las rodillas; irradiado desde estas áreas.

El paciente lo describe como profundo, torturante, punzante o urente, variando de leve a severo y puede aumentar con la actividad, el clima húmedo o frío, la ansiedad y el estrés.

Las articulaciones no se afectan, aunque puede sentirse como si el dolor proviniera de ellas .

Las personas con fibromialgia tienden a despertar con dolores y rigidez generalizada de mayor a menor intensidad. Son comunes la fatiga y los problemas de sueño, muchos pacientes refieren no poder conciliar el sueño, ni permanecer dormidos un número suficiente de horas continuas, sintiéndose cansados al despertar.

Puede acompañarse por otros síntomas tales como: Síndrome de colon irritable, dificultades de memoria, entumecimiento de manos y pies, palpitaciones, estado anímico depresivo , jaquecas o migrañas.

Se desconocen las verdaderas causas de este trastorno. Entre los posibles desencadenantes se citan el trauma físico o emocional, una respuesta anormal al dolor, alteraciones del sueño, y hasta el momento no se ha identificado ningún microorganismo infeccioso.

Por otra parte, se han descrito niveles bajos de metabolitos de serotonina en el liquido cefalorraquídeo de pacientes con fibromialgia; lo que sugiere que en su patogenia podría intervenir un déficit de este neurotransmisor que regula el dolor y el sueño. Sin embargo los fármacos que afectan al metabolismo de la serotonina no tuvieron un efecto importante sobre la sintomatología .

Se la trata en forma mas bien paliativa con drogas como : la duloxetina (cymbalta ®), pregabalina (lirica ®) y milnacipran ( Savello ®) específicamente aprobados para tratar la fibromialgia, pero se describen efectos colaterales muy importantes producidos por estos medicamentos .

Los anticonvulsionantes, otros antidepresivos, analgésicos – anti-inflamatorios (AINES), completan el cortejo de los fármacos más utilizados frecuentemente .Todos tienen en común aparte de sus efectos colaterales, el que no s e pueden tomar por tiempo ilimitado .

Un equipo de la Escuela de Medicina de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado de Barquisimeto, y un grupo de especialists de la Academia Latinoamericana de Medicina Antienvejecimiento, formado por los Dres: Claudia Pabón, Henry Peña y Néstor Peña bajo la tutoría de las Dras Zulay Tagliaferro B. y Maritza Gil M, logró tratar éxitosamente y hacer desaparecer los principales síntomas de la Fibromialgia en los pacientes del estudio a quienes trataron por un año con enzimas proteolíticas.

25 pacientes, 23 mujeres y sólo dos hombres, redujeron el consumo de ansiolíticos, antidepresivos y píldoras para dormir en los tres primeros meses del tratamiento, al igual que fueron cada vez menos necesarios el consumo de AINES (antiinflamatorios no esteroideos) y para el final del estudio, , 89% de las pacientes dejaron todos los medicamentos, mejoraron su humor y conciliaron el sueño en forma natural sin reportar ninguna clase de dolor o entumecimiento doloroso.

Las enzimas son catalíticos d e la vida. Todas las funciones celulares dependen de su acción que se limita a permitir el flujo normal de la actividad bioquímica de las células humanas. Un ejemplo clásico del efecto enzimático es la digestión. Una persona moriría d e hambre aunque ingiriera grandes cantidades de comida, si las enzimas no estuvieran allí para permitir la descomposición de los mismos en elementos absorbibles por el tracto digestivo y de allí a la sangre y a las células.

El efecto antiinflamaorio de las enzimas tripsina, pancreatina, quimotripsina, papaína y bromelina ha sido estudiado por largo años en Alemania, donde su uso terapéutico tiene mas de 25 años en patologías que incluyen neuralgias y neuritis (incluyendo la neuritis del herpes Zoster –culebrilla) y los problemas vasculares en piernas (flebitis tromboflebitis).

Se recomendó un estudio mucho mas amplio que respaldara tales resultados, dada la experiencia de larga data de los investigadores venezolanos con este tratamiento por demás exitoso.

Voceros Dres Henry y Nestor Peña.

Academia Latinoamericana de Medicina Antienvejecimiento

Autor entrada: admin